Negocios

Diferencias entre digitalización y transformación digital: ¿cuál le conviene a tu empresa?

Especialmente en el último año, la inmensa mayoría de las empresas solo parecen hablar de una cosa: transformación digital. Sin embargo, existen diferencias entre digitalización y transformación digital. La cuestión es, ¿entendemos cuáles?

Desde el estallido de la crisis del coronavirus, parece evidente que se han acelerado procesos como el desarrollo de negocios en e-commerce o el teletrabajo. Según la Oficina Europea de Estadística, España es el país europeo que más creció en comercio electrónico en 2020 (68 %), mientras que el 11 % de la población ocupada en España (más de dos millones de personas) ya trabaja en remoto.

Además, según el último Estudio del Índice de Madurez Digital elaborado por Incipy, el 74 % de las empresas han acelerado su proceso de transformación digital. Pero, llegados a este punto, ¿qué significa exactamente transformación digital? ¿Y por qué muchas veces la confundimos con la digitalización?

¿Conoces las diferencias entre digitalización y transformación digital?

No es lo mismo escanear un documento en la oficina que desarrollar un botón en un entorno web que permita a un usuario subir un archivo escaneado. En el primer caso, se trata del uso de una tecnología para ahorrar espacio físico, mientras que en el segundo existe una intención de ahorrar tiempo y esfuerzos. Fácil, ¿no? Si aún así seguimos sin tener claras cuáles son las diferencias entre digitalización y transformación digital, empecemos por el principio.

  • Digitalización

¿Qué entendemos por digitalización? De una manera genérica, podemos definirla como el proceso que permite pasar información de un formato físico a uno digital. Por ejemplo, cuando uno transfiere todos sus contactos de una agenda al teléfono móvil o cuando lee en formato e-book el último libro de su autor favorito. También se aplica cuando una empresa decide escanear toda su documentación para ahorrar espacio en la oficina.

  • Transformación digital

Entonces, ¿qué es la transformación digital? Más bien, se trata de los cambios que realiza una empresa en los procesos internos para adaptarlos a sus necesidades y realidad del negocio actuales. Por ejemplo, herramientas para la automatización de funciones demasiado costosas para un humano, como es la recogida manual de datos en una empresa tecnológica. En este sentido, la clave reside en el retorno de inversión: puede que renovar un proceso parezca caro al principio, pero a la larga suele ahorrar trabajo y costes.

En resumen, la digitalización puede resumirse como la conversión de información al formato no físico, mientras que la transformación digital supone la implementación de procesos que actualicen las herramientas y los objetivos de la empresa a un mundo de por sí digitalizado. Es decir, volviendo al ejemplo inicial, que comprar un escáner o impresora sería parte de la digitalización de una compañía, mientras que crear una IA capaz de leer y filtrar fechas o números en determinados documentos escaneados sería parte de la transformación digital.

Diferencias entre digitalización y transformación digital: cómo saber cuál necesita tu empresa

En cualquier caso, ambos son importantes para la empresa: disponer de un dispositivo capaz de escanear documentos físicos es tan necesario como tener una herramienta capaz de utilizar esa información digitalizada para obtener nuevos datos. La máxima expresión de este tratamiento de la información sería lo que se denomina ‘big data’, pero… ¿hasta qué punto necesita una empresa incorporar la analítica de datos a su estrategia de negocio? ¿Es necesario llevar a cabo un proceso de transformación digital sí o sí? Depende.

Una empresa necesita digitalizarse si:

  • No es capaz de manejar grandes volúmenes de información (sin archivadores o estanterías).
  • No organiza adecuadamente esa información (como un programa de hoja de cálculo).
  • No dispone de herramientas para hacer negocio (como un e-mail).

Una empresa necesita una transformación digital si:

  • No se ha adaptado a los nuevos modelos de negocio (como el e-commerce).
  • No dispone de procesos capaces de automatizar trabajo (como un chatbot).
  • No es capaz de optimizar la gestión del tiempo de los empleados (como con videollamadas).

En este sentido, podemos considerar la digitalización y la transformación digital como complementarias: sin la primera no sería posible la segunda y, mientras que para algunas áreas es necesaria la implementación de procesos más complejos, para otras basta con la simple digitalización de la información. Por ejemplo, puede que a una empresa le interese simplemente escanear sus documentos para no precisar de dos edificios enteros a modo de almacén, mientras que otra necesite explotar los datos de esa información para generar negocio.

Cristian Farfan

I have been involved for 10 years in various types of projects such as e-commerce, e-learning and landing page, improving the project’s functionality through the IT solutions. I successfully implemented new technologies for improving the existing projects and developed new solutions allpying my knowledge of Python, HTML, CSS, Bootstrap JavaScript, Django, React, Gatsby, Netlify, Contentful, Ruby on Rails, Bootstrap, jQuery, PHP and SQL.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba